Atrás

Castañas de mazapán

Quizá el dulce más representativo de Huesca.

Su origen se remonta al s. XIX y se siguen haciendo sin interrupción desde entonces de manera totalmente artesanal. Son pequeñas porciones de mazapán a las que se da forma de castaña una por una y colgadas de unos ganchos se sumergen en caramelo. Las nuestras cuentan con la “C” de Calidad Alimentaria.

Se presentan en cajas de 12, 24 o 42 unidades.

Más detalles

Más detalles
 

Más

Quizá el dulce más representativo de Huesca.

Su origen se remonta al s. XIX y se siguen haciendo sin interrupción desde entonces de manera totalmente artesanal. Son pequeñas porciones de mazapán a las que se da forma de castaña una por una y colgadas de unos ganchos se sumergen en caramelo. Las nuestras cuentan con la “C” de Calidad Alimentaria.

Se presentan en cajas de 12, 24 o 42 unidades.